Las maravillas de la exfoliación

0

¿Te has preguntado por qué a veces nuestra piel luce opaca o grisácea? Según los expertos, todos los días la piel desprende unos 500 millones de células muertas. conoce algunas de las maravillas de la exfoliación

Aunque se trata de un proceso normal, si esas células no se retiran, se acumulan hasta que la piel pierde su brillo.

Las maravillas de la exfoliación

Además, dichas células muertas también impiden el paso de cremas e hidratantes y, con ello, su buen funcionamiento. No desperdicies tu crema y ¡exfóliate!

La exfoliación ayuda a que el cuerpo se desprenda de las células muertas, a que luzca una piel más brillante y saludable. Sin embargo, también es la etapa del cuidado personal que descuidamos con más facilidad. ¡Descubre lo sencillo que es integrarla a tu rutina semanal!

Paso a paso

  1. Una vez a la semana, báñate como acostumbras.
  2. Después de enjuagarte el shampoo y el jabón, aplícate el exfoliante con suaves movimientos circulares (puedes aprovechar para aplicarte un tratamiento en el cabello). Empieza por los pies, luego las piernas y poco a poco ve subiendo.
  3. Presta atención en las áreas donde la piel esté más seca, como talones, rodillas y codos. Reduce la presión cuando llegues a las zonas con piel más delicada.
  4. Enjuágate bien con abundante agua tibia.
  5. Para secarte, dale suaves golpecitos a tu piel con una toalla. No la frotes, pues estará sensible.
  6. Aplícate para hidratar crema humectante en abundancia.

Opciones para exfoliar

A grandes rasgos, tienes tres opciones para exfoliar tu piel:

  1. Si tu piel es muy sensible, frótala con un guante de crín o con un cepillo. Combínalo con otro exfoliante sólo si no ves resultados después de aumentar la frecuencia a dos veces por semana.
  2. Prepara un exfoliante que tenga ingredientes naturales, como avena, almendras, linaza, azúcar mascabado y sales marinas. Para usar los primeros, tritúralos ligeramente y mézclalos con miel. En cambio, combina el azúcar y las sales con jugo de limón.
  3. Recurre a un exfoliante comercial. Presta atención a si está formulado para cuerpo o para cara.

Tips básicos

  • El ciclo de vida de las células tarda de 2 a 4 semanas. A la mayoría de las personas les basta con una exfoliación semanal, cuando mucho dos. Exfoliar con demasiada frecuencia tendrá como resultado una piel seca, dañada o irritada.
  • Hay exfoliantes especiales para cara y cuerpo, pero no son intercambiables. Los segundos tienen una textura más rugosa, por lo que pueden lastimar tu rostro. Si tú prepararás tu exfoliante, usa los de avena, almendras y linaza para tu cara; y los de azúcar o sales para el cuerpo.
  • No exfolies tu piel si tiene heridas o quemaduras de sol. Tampoco lo hagas si estás bronceada, ¡o perderás más rápido tu hermoso color!
  • Pero sí te conviene exfoliarte antes de salir de viaje: tu bronceado quedará más parejo.
  • ¡También necesitas exfoliar tus labios, sobre todo durante el invierno! Frótalos con una toalla suave o usa un producto especial para ellos.
  • ¿Sabes cuál es uno de los mejores exfoliantes naturales, sobre todo para los pies? ¡La arena húmeda! Aprovéchala la próxima vez que viajes a la playa.

Agradecimiento:

IN CÖSMETIKA • Prado Norte 320 • 55.40.79.00 • www.incosmetika.com

También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More