No hay lesiones pequeñas

0

Royalty-free/ Digital Vision/thinkstockCarlos jamás imaginó que aquel descuido en su juego lo privaría varias semanas de pisar la calle nuevamente. El trozo de aguja quedó alojado en la rodilla, pero no lo supo hasta días después, cuando la ésta se veía inflamada y el dolor no lo dejaba dormir.

Así como con Carlos las lesiones pueden ocurrir en cualquier momento de la vida, en casa, en la calle, en el transporte público, las lesiones pueden agravarse si no le damos la importancia que merecen y reparamos en ellas hasta que ya es demasiado tarde.

De acuerdo al doctor Alberto Vargas, jefe de servicio de Rehabilitación del Deporte del Instituto Nacional de Rehabilitación, una “lesión es una alteración en los tejidos blandos y del sistema músculo esquelético y pueden ir desde un estiramiento hasta una fractura”.

Hay una gran variedad de lesiones por las que las personas llegan a atenderse con especialistas de este centro, pero las consultas más comunes son por esguinces, tendinitis, rupturas de ligamentos, sobre todo en rodillas y meniscos, además de esguinces de columna o cervicales, por accidentes en automóviles y dolor de espalda comúnmente llamado lumbalgia.

“Todas las lesiones es indispensable que las revise el médico general en primera instancia, y que el paciente no se dé el tratamiento por iniciativa propia. En nuestro país existe mucho la tendencia a automedicarse, lo cual no es conveniente. Aunque sea una lesión pequeña requiere una valoración médica, y ya en base a esto dar un buen diagnóstico por parte de especialistas para que no vaya haber repercusiones”, indica el doctor Alberto Vargas.

El cuerpo humano cobra facturas a la larga y una lesión, por muy pequeña que sea, puede llegar a complicarse, “se corre el riesgo, por ejemplo, repetir la fractura o quizá un golpe en columna vertebral puede seccionar la médula espinal y dejar paralítico al paciente.
Todo debe ser valorarlo, documentado con radiografías y a partir de ahí darle recomendaciones médicas y que no derive en enfermedades más graves.

La prevención es importante. Para ello, el especialista recomienda poner mucha atención en actividades de la vida diaria, no sólo en la calle, en el transporte público, al bajar las escalerillas del metro, del microbús o al manejar el automóvil, sino en la propia casa.

En un segundo puede cambiar la vida de una persona, por eso es importante cuidar de sí mismo y procurar recibir atención cuando sufrimos algún accidente, ya que de esto depende marcar la diferencia en nuestra calidad de vida o futuro.

Para mayor información puedes consultar: www.inr.gob.mx

bojorge@teleton.org.mx

También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More