¿Quién dijo miedo?

0

A medida que ellos van experimentando nuevas sensaciones y cosas, algunas les parecerán estimulantes pero habrá otras que seguramente despertarán un sinfín de temores en ellos.

No hay mejor arma contra el miedo infantil que la confianza, el apoyo y la seguridad de los padres

Solo con su ayuda, los niños podrán superar sus miedos. Con el paso del tiempo, los miedos suelen desaparecer, o ser reemplazados por otros tipos de miedos.

Tipos de miedos

En este caso, es importante distinguir entre los miedos positivos, los que alertan al niño de su entorno y pueden evitar accidentes (temor al bajar o subir la escalera, a asomarse a la ventana), y los miedos perjudiciales, los que impiden al niño enfrentarse a situaciones cotidianas concretas (temor a los monstruos, a la oscuridad, a los animales). Los miedos también son despertados en los niños a través de ciertas películas, de cuentos y de experiencias desagradables. Al sentirlo, los niños pueden reaccionar con llantos, nerviosismo, taquicardia, ansiedad, e incluso con problemas más serios como la falta de sueño, problemas de lenguaje y de conducta, recogimiento y timidez.

Sin sobreprotección

Los miedos también son aprendidos por los niños, principalmente de padres que les sobreprotegen. Los niños aprenden con la experiencia. Si se caen o sufren algún accidente, el sentimiento de dolor queda grabado en su mente, y tendrá más cuidado en la próxima vez.

Niños con miedo
iStockphoto/Thinkstock

Los primeros miedos de un niño suelen ser…

En muchos casos, a la separación de un ser querido, cuando se tiene que quedar en la guardería o en la escuela. A eso se puede llamar temor al desconocido, a no tener papá y mamá a su lado. Luego puede venir el temor a la oscuridad, a estar solos, a los monstruos y fantasmas imaginables, a las posibles pesadillas. Son miedos que pueden aparecer a cualquier momento y desaparecer cuando menos percibamos.

El consejo: nunca lo sobreprotejas, no te burles ni lo hagas sentir que sus temores son exagerados. Dependiendo lo que le asusta, explícale con palabras sencillas y de acuerdo con su edad, cuáles son las razones para no temer. Muéstrate comprensiva y amorosa, verás que poco a poco va superándolos.

También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More