Vacuna contra el neumococo

0

iStockphoto/ThinkstockEl neumococo es un microorganismo patógeno capaz de causar en los seres humanos diversas infecciones y procesos invasivos severos, de los cuales se estima que matan cada año a un millón de menores de 5 años a nivel mundial.

Este padecimiento puede dar lugar a un amplio y variado número de cuadros clínicos que se dividen en dos grandes grupos:
• Las enfermedades invasoras, entre las que están incluidas algunas tan graves como la meningitis (inflamación de las meninges que recubren el cerebro y la médula espinal), la septicemia (infección de la sangre) o la neumonía bacteriémica (la que se disemina a la sangre).
• Las enfermedades no invasoras, incluyendo en esta categoría a la neumonía, la otitis media, la sinusitis y la bronquitis entre otras.

En muchos países ya se vigila activamente esta enfermedad, incorporando a la vacuna neumocócica en los calendarios oficiales de vacunación. La vacuna es la única herramienta eficaz frente a las enfermedades neumocócicas invasoras en niños menores de cinco años.

Existen seis razones importantes que aportan los pediatras a la hora de recomendar su vacunación:
• La alta incidencia de las enfermedades neumocócicas entre los niños menores de dos años.
• La elevada mortalidad.
• El alto índice de secuelas.
• Una cobertura de la vacuna de entre el 70 y el 80% de los serotipos más frecuentes.
• La alta resistencia a los antibióticos.
• Vacunar solamente a los niños de alto riesgo, no reduce el número de casos de la enfermedad, ya que la mayoría de estos casos se dan en niños sanos menores de un año.

Por ello, la Comisión Europea autorizó la vacuna antineumocócica para proteger contra enfermedades como meningitis, septicemia, la neumonía y las infecciones del oído medio. Creada por GlaxoSmithKline (GSK) ofrece cobertura contra tres cepas de neumococo y brinda protección contra la otitis media aguda. Está indicada a partir de las 6 semanas, hasta los 2 años de edad, el esquema recomendado es de tres dosis, más un refuerzo.

Además, es importante considerar que debido a que se puede contraer mediante una secreción nasal como el estornudo, el contacto físico o la tos, existen otras medidas preventivas a seguir, como son:
1. Mantener una adecuada higiene corporal en nuestros hijos.
2. Evitar condiciones de hacinamiento.
3. Evitar el contacto con niños con síntomas respiratorio.
4. Evitar el humo del cigarrillo.
5. Incentivar una alimentación balanceada.
6. Incentivar la lactancia materna.
7. Evitar la auto administración de antibióticos.
8. Vacunación adecuada de los niños.

También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More