Saltar al contenido
Toque de Mujer

En México nos encanta comer queso

En México se producen más de 480 mil toneladas de queso al año para consumo interno, de acuerdo con la Cámara de la Industria Láctea

El queso en México así como muchos otros países es uno de los productos de mas se consumen. Contamos con una gran variedad de tipos como el panela, oaxaca, manchego, cotija, fresco y requesón, entre otros.

Y es que la cantidad que se consume en México representa un consumo promedio de 20 kg por familia al año; lo cual no resulta extraño, si consideramos que la mayor parte de la cocina mexicana se acompaña o se produce con alguna variedad de queso.

“Además del sabor, su consistencia cremosa y su maleabilidad, el queso es una fuente rica de proteínas, por su alto valor biológico en comparación con las de origen vegetal; esto quiere decir, que tendremos una mejor absorción de ellas y se aprovecharán mejor para desarrollar y fortalecer nuestros músculos”

Paola Estrada Arzate, Nutrióloga Educadora en Diabetes.

Covadonga, marca mexicana que elabora quesos con leche 100% natural, tiene entre sus productos los 6 tipos de quesos más populares para los mexicanos y te cuenta un poco de cada uno de ellos:

  • Oaxaca: elaborado artesanalmente de textura suave, fácil de fundir, obtenido de una masa acidificada con cultivos lácticos, salado, estirado y formado en tiras manualmente; es producido con leche pasteurizada de vaca, parcialmente descremada; libre de colorantes y sabores artificiales.

Se come solo, fundido, como botana o en gran variedad de guisados como chiles rellenos, calabazas rellenas, quesadillas, ensaladas, sándwiches, etc. Combínalo con jugos si hablamos de desayuno o incluso con cerveza si es a la hora de la comida.

  • Manchego: es un queso de pasta semidura, prensado, madurado y moldeado en forma manual, de textura suave y firme, de fácil fundición. Se elabora con leche entera pasteurizada de vaca, parcialmente descremada y sin sabores artificiales.

Se come solo, como botana, o en gran variedad de platillos como enchiladas, fundido, choriqueso, y guisados como pechugas rellenas, en ensaladas, sándwiches, tortas, postres, etc. En cuanto a bebidas se puede acompañar con té o café, un buen vino tinto también le queda perfecto.

  • Requesón: producto elaborado de forma artesanal con la proteína sérica del suero del queso, sin sal. Libre de colorantes y sabores artificiales. De textura suave y consistencia grumosa.

​Se come como ingrediente para rellenar o acompañar diversos alimentos como pastas y verduras. Así como ingrediente en ensaladas y postres. Es perfecto para combinar con jugos naturales o bebidas más ligeras a la hora del brunch.

  • Panela: es un queso fresco artesanal de textura suave, de pasta blanda y prensado en canastos, es elaborado con leche pasteurizada de vaca, parcialmente descremada; libre de colorantes y sabores artificiales.

Se come solo, empanizado, asado, al horno, como botana o en gran variedad de platillos como ensaladas, sándwiches, tortas, sopas y postres. Es ideal para comer con bebidas como jugos, té o café pensando en el desayuno.

  • Cotija: queso artesanal, maduro, salado y prensado, cortado y moldeado en forma manual; es elaborado con leche pasteurizada de vaca, parcialmente descremada, libre de colorantes y sabores artificiales.

​Se come en cualquier antojo como sopes, tostadas, tacos, enchiladas, enfrijoladas, chilaquiles, etc. Tiene un sabor saladito, lo que le favorece mucho pues cualquier momento y cualquier bebida le queda muy bien. 

  • Fresco: el cual es elaborado artesanalmente con leche pasteurizada de vaca parcialmente descremada, prensado, de textura suave, libre de colorantes y sabores artificiales. ​

Se come solo, asado, como botana o en gran variedad de platillos como guisos, ensaladas, sopas, sándwiches, tortas, antojitos y postres. Úsalo en reuniones, con algún cocktail se lleva de maravilla. 

  • Requesón: producto elaborado de forma artesanal con la proteína sérica del suero del queso, sin sal. Libre de colorantes y sabores artificiales. De textura suave y consistencia grumosa.

​Se come como ingrediente para rellenar o acompañar diversos alimentos como pastas y verduras. Así como ingrediente en ensaladas y postres. Es perfecto para combinar con jugos naturales o bebidas más ligeras a la hora del brunch.

Al amor por el consumo de queso se le conoce cómo: La “turofilia” o “quesofilia”,

El queso es un alimento alto en proteína, muy versátil para preparar deliciosas recetas. Existen en el supermercado muchísimas marcas, pero al momento de elegir lo que queremos comer, es importante buscar entre esas opciones un queso que sea de calidad, con ingredientes naturales y, sobre todo, que tenga buen sabor. 

Los Quesos Covadonga además de contar con estos requerimientos en sus productos, no tienen sellos, es decir, que sus quesos no son altos en sodio o grasas saturadas, estos dos ingredientes en exceso, pueden afectar nuestra salud cardiovascular. Disponibles en tiendas de autoservicio.

https://www.quesoscovadonga.com/