Saltar al contenido
Toque de Mujer

NINO BANILO, una linea mexicana dedica a los niños

En el 2017, Paulina Sarquís y Sonia García nos aventuramos a crear un proyecto que dejara huella en las familias mexicanas, tomando como inspiración los momentos vividos con nuestros propios hijos. El objetivo: crear una firma de diseño mexicana dedicada a los más pequeños, basada en piezas elegantes y funcionales, que evolucionaran durante cada una de las etapas de la infancia y dieran la misma prioridad al diseño y a la seguridad.

El resultado es Nino Banilo: una firma de mobiliario infantil con piezas cálidas y llenas de armonía, creadas en tonos tenues y neutros que facilitan y favorecen el descanso de los más pequeños para brindarles equilibrio y tranquilidad a sus vidas.

Nino Banilo: una firma de mobiliario infantil

El significado detrás de su nombre esconde dos aspectos fundamentales: “Nino” hace una referencia directa a los niños, a quienes está dedicada la marca; “Banilo”, a la vainilla, un tipo de orquídea conocida por su elegancia, sabor y aroma, cuyas características están detrás de la gama de colores de la colección y expresan la sensación cálida que evocan nuestras piezas.

Nuestra inspiración es clara: los niños y cada etapa de sus vidas. La silla Aria, por ejemplo, con su respaldo en forma de ala, hace referencia a los ángeles, percepción que las mamás tenemos de nuestros pequeños.

Cada una de las piezas es disruptiva, innovadora y original. El moisés Elie, por ejemplo, está diseñado para convertirse en un elemento decorativo cuando se termine su uso como primera cama de bebé. O la cuna Maia, casi toda elaborada a mano, hecha con madera maciza de encino y barnizada a base agua, que, al igual que las otras piezas de la colección, evoluciona con el niño, convirtiéndose fácilmente en una cama para toddlers.

El bienestar de nuestros hijos es prioridad en el diseño de cada una de las piezas de Nino Banilo: todas están construidas con los mejores materiales y cumplen con cada una de las regulaciones de seguridad, tanto mexicanas como americanas. Sabemos que a los niños les encanta trepar y darle nuevos usos a las cosas, por lo que nuestro juguetero Pixi, por ejemplo, está construido a base de madera maciza que soporta el peso de un niño de hasta 17kg para que los pequeños se cuelguen de los barrotes a manera de juego, sin correr peligro de que la madera se rompa. Además, no tiene piezas pequeñas en su armado para evitar el riesgo de asfixia y su barniz está hecho a base de agua, por lo que no es tóxico. Finalmente, sus puertas tienen uñero para evitar que los niños se lastimen las manitas y todas sus esquinas están boleadas para prevenir posibles golpes.

Nino Banilo es una marca única hecha para dar seguridad, calidez , confort y disfrute a los niños. Queremos ser parte de la infancia de tus hijos. Queremos decorar su vida, facilitar su crecimiento y acompañarlos a jugar con su entorno.