Padres prevenidos, hijos a salvo de quemaduras

0

Stockbyte/Thinkstock

Nadia es una niña de dos años y es la primera y única hija de un matrimonio. La semana pasada, la pequeña sufrió una quemadura profunda por culpa de un descuido.En el momento del baño, la mamá, por error dejó caer el balde de agua hirviendo sobre la pierna de la menor, lo que le causó, además de un dolor extremo, una irritación grave de la piel que, según su médico, le dejará una cicatriz considerable.

Aunado a esto, le aplicaron un remedio casero, pasta dental, para contrarrestar el daño, lo cual no le ayudó, y, en este caso, hasta pudo causarle una fuerte infección en la zona afectada. Sin embargo, lo bueno de esta historia es que no transcurrió mucho tiempo en que Nadia recibiera atención médica y no pasó a mayores.

¿Se te hace común éste caso?, seguramente sí, pues en México gran parte de los accidentes por quemaduras suceden en casa y afecta con mayor frecuencia a menores de edad y adultos mayores, lo más irónico, es que el 80% de dichos percances se pueden evitar con un poco de precaución en lugares estratégicos del hogar, así lo aseguró la doctora Lourdes Rodríguez, subdirectora del Centro de Investigación y Atención a Quemados (CENIAQ), del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR).

Para la especialista existen tres casos en donde es más común que pueda ocurrir un incidente, y por ello, son sitios a los cuales se les debe poner mayor énfasis.

En primer lugar, el baño.“Por lo regular las madres al momento del aseo de sus bebés agregan primeramente a la tina, agua

niños que se queman en la cocina
Ableimages/ Lifesize/ Thinkstock

caliente y la van templando con la fría, lo cual es un gran error, pues se debe hacer justamente de manera inversa”.

El segundo sitio es la cocina. “Es muy común que los niños se acerquen cuando la mamá está cocinando, entran sin hacer ruido y no los ven los mayores, de esta forma ocurren las quemaduras por derrame de aceite, cerillos o alimentos a altas temperaturas”.

Y el tercero, la sala y demás recámaras. “Cuando el bebé comienza a caminar, hay que tener especial cuidado en las instalaciones eléctricas, con las velas y veladoras, líquidos de limpieza (como el cloro o amoniaco), pues son un factor muy peligroso en casa, y pueden ser mortales”, y agrega que es indispensable hacer “coberturas especiales” a estos sitios y, además, a los hijos.

El que juega con fuego…

Por otro lado asegura la doctora Virginia Núñez, Directora de Enseñanza e Investigación de la Fundación Michou y Mau I.A.P., que el 70% de los niños atendidos en dicha institución, ingresan por quemaduras con líquidos en el baño o por contratiempos con braceros para cocinar. El 15% por contacto con fuego directo, cohetes, alcohol y con veladoras. Y el otro 15% llegan por percances con la electricidad (muerden los cables o meten los dedos en los contactos de luz), estos dos últimos son los que, por lo general, dejan más marcas y secuelas en los pequeños.

Además, agrega la experta, que mensualmente atiende aproximadamente 300 consultas relacionadas con quemaduras, de las cuales 70 sí requieren tratamiento, cuidados especiales y un porcentaje de éstos, son casos de urgencias graves.

 

protege a tu hijo de quemaduras
Andrew Olney/ Photodisc/ Thinkstock

Evita los accidentes 

Te hemos hablado de lugares, cifras y situaciones, pero te preguntarás, ¿Cómo evitar accidentes? Y ¿qué hacer en el momento si tengo uno? Pues, a continuación te dejamos los 5 tips que recomiendan las expertas en el tema:
1.    Antes de meter a tu hijo a bañar, asegúrate de que el agua esté tibia, y nivélala con agua caliente.
2.    Marca una distancia en tu cocina, específicamente en la estufa (si es posible, marca una línea o un límite, en el cual inculques a tus pequeños, no rebasen), además, certifica que las ollas, recipientes y sartenes donde preparas tus alimentos estén bien tapados.
3.     Si tienes niños en casa, y comienzan a caminar, cerciórate que los manteles de tu mesa y otros muebles no estén demasiado largos. Ya que muchas de las tragedias por escaldadura ocurren de esa manera, pues los menores los jalan y pueden derramase líquidos o comida caliente sobre ellos.
4.    Evita tener velas o veladoras o cualquier artículo con fuego directo en casa. De igual forma, no fomentes el uso de cohetes y juegos pirotécnicos a tus hijos, te puede salvar de muchos percances.
5.    Revisa las instalaciones eléctricas de tu hogar y, lo más importante, no hagas de los contactos, multi-contactos. Cuando no los uses, séllalos con protectores diseñados para este fin para que no causen daños a tu familia.

En caso de tener un incidente no previsto en casa donde esté presente una quemadura, no olvides las siguientes

Quemaduras de niños
George Doyle/ Stockbyte/ Thinkstock

recomendaciones:

  • No utilices remedios caseros (pasta dental, mostaza, lodo, ungüentos o huevo) ya que puede ser contraproducente y en vez de ayudar puedes causarle una severa infección.
  • Quita la ropa u objetos que pueda conservar el calor. Puedes colocar un poco de agua fría en la herida, lavar y colocar un paño o gasa que esté totalmente seco.
  • Acude e inmediatamente a tu médico o especialista.

Por que la salud de tus hijos es lo más importante, recuerda que mamá precavida vale por dos. ¡No te quemes, ni los quemes!, evítales un daño permanente y toma tus medidas con anticipación.

También podría gustarte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More