Saltar al contenido
Toque de Mujer

Alcohol + anorexia = mala combinación

Factores desencadenantes

Actualmente las mentes adolescentes están siendo infectadas por un mundo en el que la moda y los estándares de belleza exceden los límites saludables, de peso y medidas. Las imágenes de modelos esqueléticas en portadas de revistas y programas de televisión, influyen en la concepción de cómo se debe lucir para ser bella o atractiva.

Es por eso, que las opciones para bajar de peso de manera milagrosa o no adquirir kilos están traspasando las barreras de lo natural y saludable. Además de los ya conocidos desórdenes alimenticios de anorexia (abstenerse de ingerir alimentos) y bulimia (vomitar tras haber comido), los jóvenes (hombres y mujeres) han incorporado un nuevo elemento: el alcohol.

Así no funciona

El círculo vicioso de la alcohorexia comienza evitando cualquier tipo de alimento, continúa con atracones compulsivos de comida, seguidos por el consumo de alcohol, posteriormente terminará con el vómito provocado por el exceso de bebida. O consiste también en beber sin haber ingerido alimento alguno y para inhibir el apetito, obteniendo así la sensación de ebriedad más rápido. Sin embargo, al hacerlo de manera continua, el cuerpo genera resistencia y requiere cada vez de mayores cantidades de alcohol.

Zoonar/ThinkstockCóctel de enfermedades

Además de los estragos de la anorexia como resequedad en la piel, caída del cabello, debilidad, osteoporosis, arritmias cardiacas, amenorrea (pérdida de la menstruación), entre otros, se suman los de la bulimia, que pueden ser cáncer de garganta o cuerdas vocales, déficit de hierro o descenso de la temperatura corporal, entre muchas más.

Y por si fuera poco, se agregan los trastornos causados por el alcohol, que se presentan como gastritis, úlcera estomacal, daños al riñón y dificultad para absorber algunas vitaminas, por mencionar algunos. Sin embargo, la combinación de estos tres desórdenes colaboran entre sí para generar lapsos depresivos por la ausencia de vitaminas y trastornos directos al cerebro que pueden conducir a convulsiones, trastorno bipolar, pérdida de memoria y capacidad cognitiva, entre otros males que pueden llevar a la muerte.

Estadísticas

  • Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el alcoholismo afecta entre el 10% y 12% de la población mundial.
  • En Estados Unidos, un 30% de personas entre los 18 y 24 años sustituyen alguna de las comidas por alcohol.
  • En los últimos 10 años, la anorexia y la bulimia ha afectado a más de 2 millones de mexicanos (hombres y mujeres).
  • En México, la edad inicio en el consumo de alcohol oscila alrededor de los 14 años.